Categoría Prevención. Publicado el 21 de febrero de 2017

Hospital Escuela: informan sobre recomendaciones posturales en la oficina

El responsable del Servicio de Traumatología del Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga”, Dr. Raul Carabal (MP 04044) dio a conocer una serie de recomendaciones sobre la postura en la oficina.

En este marco informó, es fundamental para evitar una lesión de columna cuidar el peso corporal y la postura, sobre todo en las personas que están sentadas mucho tiempo en su lugar de trabajo “durante la jornada laboral es común adoptar una mala postura que provoca contractura cervical o lumbar y con eso todo el cuadro de lumbalgia y cervicalgia”.

Por lo que recomendó no estar tanto tiempo sentado, levantarse, elongar, hacer un poco de caminata.

Además agregó durante el momento en el que la persona permanece sentada aconsejó mantener la columna derecha y alcanzar un tono muscular apropiado, por lo que es fundamental realizar alguna actividad física que permita fortalecer la cintura y espalda para que la columna se encuentre mas protegida.

Recomendaciones posturales en la oficina

-Alterna tu posición. Levantate de la silla cada 2 horas para estirarte, gracias a esto mejorará tu circulación y reducirás las tensiones en la espalda, cuello, el cansancio y el malestar general.

- En lo posible realiza diferentes tareas durante tu jornada. Organízate de tal manera que puedas pasar una hora tecleando frente a la computadora y a la siguiente hora pararte a hacer copias, llamar por teléfono o hacer alguna otra actividad que implique ponerte de pie.

-Usa la silla correcta. Debes usar una silla que te dé buen soporte lumbar (en la base de la espalda), con esto aumentarás tu comodidad y reducirás el cansancio en todo tu cuerpo. Si no es tan fácil cambiarla, puedes utilizar una almohada para ajustar tu posición.

-Mantén las rodillas al mismo nivel de tus caderas.

-Mantén la cabeza y el cuello rectos. Para encontrar tu zona de visión, sitúa el monitor detrás del teclado, sentate frente a él en posición recta, cierra los ojos, ábrelos y localiza el punto de la pantalla que ves primero. Éste debe estar aproximadamente 5 cm debajo del extremo superior de la pantalla (no del monitor).

Imágenes

actualizando hipofisis